Bodas de del Hogar San Antonio Piura

Bodas de del Hogar San Antonio Piura
Bodas de Oro

Bienvenido a Piura

San Antonio 2010

miércoles, 10 de abril de 2013


 “BODAS DE ORO DEL CEP HOGAR  SAN ANTONIO”


Con una serie de actividades religiosas, culturales, cívicas y educativas el CEP Hogar San Antonio de Piura celebra sus Bodas de Oro Institucional.
El programa celebratorio se inicia desde el día viernes 12 de abril con la inauguración de los VII JUEGOS DEPORTIVOS DE LA FRATERNIDAD ANTONIANA, denominados; “BODAS DE ORO”- 2013, y continuará todo el año.

Entre otras actividades se ha previsto la realización de los Juegos Florales Antonianos, Olimpiadas de Matemáticas, Concursos de dibujo y pintura, Paseo de Comparsas y Carros Alegóricos por el centro de la ciudad, Reencuentro de ex alumnos, Sesión Solemne en el Concejo Provincial de Piura, en homenaje a las Bodas de Oro, Celebración Eucarística,  Ceremonia de Gala en el teatro Municipal, Festival de Bandas, Izamiento del Pabellón Nacional y Desfile de honor en la plaza de Armas con participación del Personal de la Institución,  alumnos, ex alumnos, padres de familia entre otras.

La celebración central se realizará la semana del 09 al 15 de junio, con la presencia del Ministro Provincia. R.P. Enrique Segovia Marín, acompañado de su Definitorio, así mismo se harán presentes los Directores y delegaciones de los Centros Educativo de la Provincia de los XII Apóstoles del Perú:
HUANCAYO: CEO San José Obrero

En el marco de las celebraciones de las “Bodas de Oro”, del 11 al 15 de setiembre se reunirán deportistas de los Colegios antes mencionadas para participar en las Olimpiadas Franciscanas.

SE INICIAN VIII JUEGOS DEPORTIVOS DE LA FRATERNIDAD ANTONIANA-“BODAS DE ORO”- 2013, EN EL COLEGIO HOGAR SAN ANTONIO

Dando inicio al programa celebratorio de las Bodas de oro, este viernes 12 comenzarán los  VIII JUEGOS DEPORTIVOS DE LA FRATERNIDAD ANTONIANA, denominados; “BODAS DE ORO”- 2013, en el que participan equipos de futbolito y basquetbol  de alumnos,  desde el primero de Primaria hasta el quinto de secundaria, equipo de futbolito de Docentes y personal de Apoyo (Nivel Primaria y Secundaria), equipo de vóley de Docentes y personal de apoyo (Nivel Primaria y Secundaria), equipo de Vóley de Padres de familia por Grado desde el primero de  Primaria hasta el quinto de  Secundaria,  equipo de mini básquet de, 4°, 5° y 6° Grado Primaria  y  equipo de básquet
La Comisión organizadora se ha propuesto los siguientes objetivos:
·         Lograr que la Comunidad Educativa Antoniana participe en forma activa, masiva y responsable y fortalezcan  la práctica del deporte como base fundamental para una buena salud física y mental.
·         Propiciar un clima  de SANA PARTICIPACIÓN entre toda la Comunidad Educativa Antoniana como un medio para fortalecer la fraternidad e identidad con su Institución Educativa.
·         Rescatar los valores franciscanos frente al materialismo  y al individualismo,  que propicien la práctica del respeto por los demás; la tolerancia y la alegría de vivir, la originalidad, la creatividad y el espíritu deportivo.
La inauguración de los VII JUEGOS DEPORTIVOS DE LA FRATERNIDAD ANTONIANA-“BODAS DE ORO”- 2013, se realizará este  viernes 12 desde las 8.00 a.m. hasta las 12m. de acuerdo al siguiente programa
1.    Concentración en el Patio de Honor de la I.E.P “Hogar San Antonio”
2.    Desfile por las diferentes calles y avenidas de Piura
3.    Llegada a la Institución Educativa y Formación general de equipos
4.    Izamiento del Pabellón Nacional
5.    Izamiento de la Bandera Olímpica
6.    Himno Nacional del Perú
7.    Himno de la I.E.P  “Hogar San Antonio”
8.    Palabras de bienvenida  a cargo del Director: Fray Fermín Peña López ofm
9.    Juramentación de los deportistas participantes y bendición a cargo de Fray Lelis  Echeverre  Romero ofm.
10.  Encendido de la llama votiva  a cargo de  alumnos deportistas de Primaria y Secundaria.
11.  Desfile Interno de equipos participantes.
12.  Número artístico.

jueves, 26 de abril de 2012


Fray Ladislao Canales Burgos OFM
El Padre Ladislao Canales Burgos nació en la ciudad de Talara en el año de 1937
Sintiendo el llamado del Señor decidió ingresar a los franciscanos de la entonces Custodia. En octubre del año 1974, se ordena sacerdote. Durante varios periodos se desempeñó en el cargo de secretario general de la Custodia Santísimo nombre Jesús, así mismo fue director del Colegio San Antonio, en 1977.
En el año 2000 es elegido nuevamente secretario de la Custodia, durante el periodo del Padre Bernardo Sánchez, haciéndose cargo de la Promotoría del Colegio. En el año 2003, debido al glaucoma que padecía y que lo estaba dejando ciego decide ausentarse  de la fraternidad. En los años siguientes fue perdiendo la vista hasta quedar completamente ciego, sin embargo nunca dejó de visitarnos y sobre todo nunca dejó de asistir a la Novena y procesión de San Antonio cada 13 de junio, en compañía de su fiel y entrañable hermano. 
En el año 2009, con motivo de sus Bodas de Coral, 35 años de vida sacerdotal decide celebrarlos en el Colegio. Se sintió profundamente emocionado cuando fue invitado a concelebrar la Misa, para ese entonces ya estaba ciego, siendo asistido por los sacerdotes concelebrantes. Al final de la Misa el Colegio le rindió un emotivo homenaje, en la que no faltaron los regalos, las poesías, los cantos y los bailes. Al final del homenaje se realizó el brindis de honor.
Hablando de su ceguera decía que él, la había aceptado con cristiana resignación y que le ofrecía al Señor sus padecimientos.    
El Padre Ladislao, se caracterizó por su espíritu alegre y emprendedor y por  su carácter fuerte y disciplinado. Se le recuerda mucho por las procesiones a San Antonio. El desplazamiento era lento y ceremonioso, dos pasos adelante y uno atrás, era una manera de testimoniar su devoción al milagroso  y taumaturgo evangélico  San Antonio de Padua.    
Falleció el día jueves 19,  a la edad de 75 años. El día viernes 20 el Colegio Hogar San Antonio le ofreció un homenaje póstumo, seguido de la paraliturgia y despedida de los alumnos y personal de la institución. El día sábado 21 fue sepultado.

domingo, 5 de febrero de 2012


REFLEXIÓN BÍBLICA DOMINICAL                         Oscar Montero Córdova   SDB

                                                                                                             
DOMINGO V DEL TIEMPO ORDINARIO
Año B (05 de febrero de 2012)
Una vez, un profesor de teología se vio interpelado por el reclamo de su esposa, la cual, desgarrada de dolor por la muerte de su padre le gritaba entre lágrimas: “A ver, ¿qué tienes que decir a todo esto?”. El profesor, lleno de conmoción, le escribió a un sacerdote que le asesoraba en su tesis doctoral. Cuando esperaba un discurso bien elaborado, sólo obtuvo por respuesta: “No le digas nada. ¡Basta con que sepa que estás a su lado!

El misterio del dolor y de la finitud humana no es algo ajeno a la Escritura. Pero Dios no envío a su Hijo para quitarnos de encima los males que nos afligen. Dos mil años después de su acontecimiento salvador la muerte sigue enlutando a muchos; y el dolor y la depresión siguen postrando a millares de chicos y grandes sin ganas de vivir.

Tal vez, es lógico que después del evangelio nos interroguemos: ¿Por qué Jesús, nuestro único Salvador, no se acerca a estas personas -como hizo con la suegra de Pedro-  y los incorpora, los levanta de esa situación de postración y de dolor? (Mc 1, 30-31). ¡Nadie puede responder esto!

Podemos haber vivido –o estar viviendo- la amarga desilusión de Job: “… me asignan noches de fatiga; al acostarme pienso: ¿Cuándo me levantaré? Se alarga la noche y me harto de dar vueltas hasta el alba. Mis días se consumen sin esperanza. Recuerda que mi vida es un soplo, y que mis ojos no verán más la dicha”. (Job 7, 1-7). Es más, podemos hasta asumir la resignación de Job. Pero depende de nosotros, hombres y mujeres de esperanza –porque nuestro Dios es un Dios vivo y su Hijo es el Resucitado que vive para siempre- qué actitud asumimos ante el dolor. O hago del dolor y del sufrimiento un lugar de aprendizaje para la esperanza o simplemente me llevan a la desesperación, a la muerte infeliz y hasta al suicidio.

Pues bien, creo que estas palabras del papa Benedicto pueden aclarar más la situación: “Lo que cura al hombre no es esquivar el sufrimiento y huir ante el dolor, sino la capacidad de aceptar la tribulación, madurar en ella y encontrar en ella un sentido mediante la unión con Cristo, que ha sufrido con amor infinito”(Spe Salvi, 37). 

¿Y qué decir de la oración? Pareciera como si ésta estuviera ligada a situaciones límite como la enfermedad y la angustia. ¡No! Si Marcos nos dice que Jesús “muy de madrugada, antes del amanecer, se levantó, salió, se fue a un lugar solitario y allí comenzó a orar” es porque para Él la relación con su Padre era algo fundamental. Jesús estuvo en unión íntima con su Padre Dios toda la vida. Si bien su oración se hizo más intensa en los días de su agonía y pasión, era común verlo orar. Y se ve que oraba con pasión y con alegría. No se acuerdan cuando sus discípulos le pidieron: “Señor, enséñanos a orar… Cuando oren, digan: Padre…” (Lc 11, 1-2).

Oración y enfermedad. ¡Sí! Debemos irnos quitando esa religiosidad interesada de comunicarnos con Dios cuando estamos en apuros… pero si un apuro permanente –como puede ser una enfermedad o un problema grave y que no se va a solucionar pronto- se convierte en una escuela de oración y de esperanza… ¡Bendito sea Dios! Miren estas nuevas hermosas palabras del Papa: “Cuando ya nadie me escucha, Dios todavía me escucha. Cuando ya no puedo hablar con ninguno, ni invocar a nadie, siempre puedo hablar con Dios (Spe Salvi, 32). 

Nosotros quizás estemos bien de salud y sin tantos agobios. Hagamos como Jesús y  acerquémonos a nuestros hermanos que sufren. Porque “aceptar al otro que sufre significa asumir de alguna manera su sufrimiento… y el sufrimiento compartido queda traspasado por la luz del amor” (Spe Salvi, 38). 

domingo, 29 de enero de 2012


Reflexión dominical 29.01.12

LUZ SOBRE EL MAR DE GALILEA

Continuando con la presentación de Jesucristo en estos primeros días del tiempo ordinario, la liturgia nos presenta hoy a Moisés profetizando sobre la Luz que Dios enviaría al mundo cuando llegara la plenitud de los tiempos: el Salvador.
El versículo del aleluya nos dice:
“El pueblo que habitaba en tinieblas vio una luz grande. A los que habitaban en tierra de sombras y muerte iluminó una luz”.
¿Quién era esa luz?
¡Jesucristo!
En la primera lectura Moisés promete al pueblo en nombre de Dios un gran profeta.
Recordemos que el pueblo tenía miedo a Dios y en el Sinaí gritó a Moisés:
“No quiero volver a escuchar la voz del Señor mi Dios, ni quiero ver más ese terrible incendio; no quiero morir”. Y Dios, siempre comprensivo, habló así al caudillo de Israel:
“Tienen razón. Suscitaré un profeta como tú de entre sus hermanos. Pondré mis palabras en su boca y les dirá lo que yo le mande. A quien no escuche las palabras que él pronuncie en mi nombre, yo le pediré cuentas”.
Esta es precisamente la explicación que nos da Pedro en Hch 3,22, anunciando al pueblo que Jesús es el Mesías.
De esta manera Dios se hace cercano en Cristo que no viene en humo y truenos y fuego, como en el Sinaí, sino en serenidad, paz y cercanía humana. Viene como un niño cualquiera, “nacido de mujer”, pero trae “las palabras de Dios” y su voluntad divina para con nosotros.
Pero “a quien no obedezca las palabras de ese gran profeta, Dios le pedirá cuentas”.
No olvidemos que Moisés de esta manera profetizó la cercanía de Dios en Cristo.
San Pablo presenta a los hombres y mujeres que se dedican a evangelizar la mejor forma de hacerlo, es decir, como célibes  y dedicados únicamente al servicio del Señor.
Los compara con los casados que tienen mucho que hacer, dedicándose a lo que es su prioridad, agradar a  su cónyuge.
Con esto, Pablo no quiere crear conciencia angustiada entre los casados, ya que el matrimonio también es un buen camino. Lo que quiere, es orientar a los enamorados de Cristo para que puedan dedicarse a EVANGELIZAR con eficacia y sin preocupaciones.
A su vez San Marcos, nuestro evangelista compañero del ciclo B, nos presenta cómo empezó a actuar Jesús cuando salió a hacer el apostolado que el Padre le confió.
Jesús viene como “Luz” para todos y como profeta que enseña de parte de Dios.
Los galileos “se quedaron asombrados de su doctrina porque no enseñaba como los escribas sino con autoridad”.
Hoy Jesús va a Cafarnaún, que se llamará “la ciudad de Jesús” porque serán muchas las veces que pase por allí e incluso que viva en esa ciudad.
La gente estaba admirada de su doctrina pero eso no fue nada, cuando un buen día entró en la sinagoga un hombre poseído por el espíritu inmundo (léase Satanás).
El individuo se enfrenta con Jesús y a grandes voces grita:
- “¡¡Sé quién eres: el santo del Dios!!”
No deja de ser admirable que sea Satanás quien reconozca que Jesús es, ni más ni menos que, “el Santo de Dios”.
Jesús increpó al diablo: “cállate y sal de Él”.
“El espíritu inmundo lo retorció y dando un grito muy fuerte salió”.
Me imagino esa vieja sinagoga que hemos podido visitar en sucesivas peregrinaciones, vibrando de emoción y al advertir que Jesús no sólo hace callar al diablo sino que lo domina y hace salir del cuerpo del poseso.
Se levantaban de puntillas, abrían los ojos, aplaudían y gritaban:
“¡Así se habla!”. “¡Es un profeta!”. “¡Habla con autoridad. Nunca oímos algo semejante!”…
Y el eco fue repitiendo cuesta abajo, hasta llegar al lago de Genesaret y de ahí, transportado en las pequeñas barcas hasta los límites de Galilea, de pueblo en pueblo: Un gran profeta llegó a Galilea.
De esta manera se cumplieron las palabras de Isaías: “el pueblo que habitaba en tinieblas vio una Luz grande…” y esta Luz nos llega también hasta nosotros.
Ante este Jesús que se nos presenta al comienzo del tiempo ordinario, el salmo responsorial nos invita a purificarnos, para entender mejor el mensaje de Dios en Cristo:
“¡Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor: no endurezcáis vuestro corazón”.

José Ignacio Alemany Grau, obispo

viernes, 7 de octubre de 2011

EL SEÑOR CAUTIVO DE AYABACA

La festividad del Señor Cautivo de Ayabaca, congrega en este mes de octubre a miles de fieles, quienes llegan a pie o en alguna movilidad disponible, no importa el medio, cada año se repite este ritual.
El Señor Cautivo de Ayabaca es una de las imágenes que más pasión despierta en los fieles. Hay piuranos que residen en lugares distantes, incluso en el extranjero, que llegan para participar en esta festividad. También llegan fieles de países vecinos, como Ecuador y peruanos de distintas ciudades quienes se congregan para adorar y pedir sus milagros.
Existen varias historias que explican el origen de la devoción al Señor Cautivo de Ayabaca, una de las más difundidas es la que cuenta que tres hombres vestidos de blanco llegan a Ayabaca. Eran artistas talladores. Ellos se comprometen a esculpir una imagen de Jesucristo a condición de que el pueblo guardara absoluta reserva sobre su presencia.
Nadie, además, debía interrumpir su trabajo y los alimentos les serían servidos al amanecer. Nadie debía verlos trabajar. Pero, la curiosidad pudo más, pasó el tiempo y varios se animaron a ver los avances del trabajo de los misteriosos caballeros. Los pobladores se acercaron a la casa, llamaron insistentemente y, al no tener respuesta creyeron que se habían burlado de ellos. Al forzar la puerta no encontraron a nadie y la comida estaba intacta, pero en el fondo de la habitación se alzaba imponente la escultura de un Nazareno con las manos cruzadas.
Otra historia relata que a mediados del siglo XVIII un humilde campesino, al rozar los árboles de totoral, observó que de un tronco brotaba un líquido rojo como la sangre de una herida. Se llenó de fe e inspirado en ello talló el madero para forjar la imagen de Jesucristo.
Existen otros relatos, algunos investigadores creen que es una reminiscencia de un culto a dioses prehispánicos, como ocurre con otras devociones. Lo cierto es que la fe se mantiene inquebrantable en el pueblo de Ayabaca y sus alrededores.

San Francisco y los Franciscanos

Nació en Asís (en el centro de Italia) en 1181, por lo que es llamado "Francisco de Asís". Francisco procedía de una familia rica. Su padre era comerciante de telas. Vivió como todos los jóvenes de su edad y de su época diversas experiencias: las fiestas, las escapadas e incluso las guerras, durante las cuales fue hecho prisionero y sufrió enfermedades. Durante su convalecencia, sintió una insatisfacción profunda ante la vida. Buscó, miró a su alrededor, pero su pregunta quedó sin respuesta...
Un día, escuchando un pasaje del Evangelio, le llegó la respuesta a lo que buscaba: pasar la vida amando a toda la creación. Transformó entonces su vida, se hizo pobre, tomo la tarea de anunciar el mensaje de alegría, de esperanza y de amor contenido en la Biblia, y de llevar la paz a todas las gentes y a toda la Creación. Se vistió de un sayal gris y se ciñó con un cordón. Se vistió con los vestidos de los pobres de su época.
Toda su vida se convirtió en una anuncio y trabajo en defensa de la solidaridad con los pobres, los disminuidos, los marginados. Denuncia las injusticias y se opone a toda apropiación. En la oración encuentra su fuerza para amar y para ayudar a los otros. Un día descubre que toda la Creación forma una gran familia, una especie de fraternidad universal. Entonces invita a todos los hombres a cantar al Señor, al amor mutuo y al respeto de nuestra madre tierra, de nuestra hermana la luna, de nuestro hermano el sol...
Sus hermanos frailes querían convertir la fraternidad en una orden como las otras que existían: con grandes conventos, mucha organización, dedicación al estudio... e intentaron quitarles la gran libertad que tenían de ir de un lugar a otro y vivir en chozas y lugares abandonados. Eso reportó a Francisco un gran dolor.
Al final de su vida, resume en el "Cántico del hermano sol" sus enseñanzas sobre el respeto y el amor que todos los humanos deben tener hacia todas las criaturas de Dios. Reúne así las preocupaciones de los que cuidan la defensa de la naturaleza, de los animales y del medio ambiente. Por esto se le nombró en 1979 "patrón de los ecologista".